Subi la escalera,

Entre al baño me mire en el.. en mi silencio, y en el silencio de ese lugar… sin usar mis cuerdas bucales dentro de mi grite.

“CHINGADA MADRE!
CHINGADA MADRE!
CHINGADA MADRE!”
Y todo quedo ahí.. tratando de sacar de mi interior el extinguente dolor que en ese instante se dignaba aparecer dentro de mi mente y ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: